Web 2.0

Se llama Web 2.0 a la versión de Internet que tenemos hoy en día, en la que una serie de aplicaciones generalmente gratuitas y muy fáciles de utilizar que permiten al usuario publicar ideas, reutilizar las que ya están en la web y trabajar en equipo con gente a la que ni siquiera conoce. Todo ello redunda en un crecimiento exponencial de los contenidos alojados en la Red así como de puntos de vista y matices.

Internet de Lectura-Escritura

La Red ya no es solo el lugar del que bajar material o en donde consultar. Esa versión read only ha quedado atrás. Ahora Internet es un marco en el que cualquiera puede participar, escribir, colgar recursos, sin necesidad de conocimientos informáticos. Internet es ya un bloc de notas, aunque multimedia.

Internet es multimedia

Esto parece obvio, pero muchos docentes siguen utilizando las webs como libros digitalizados. Este uso de la Red no tiene sentido, es pobre. Internet es vídeo, mapas interactivos, imágenes, diálogo entre profesores y alumnos, comunicación entre personas físicamente distantes (o no).

Internet no es de los profesores

Nuestro deber es que Internet sea de los alumnos también. Igual que en tra época se alfabetizó a los que no sabían leer para que la sociedad avanzara ahora debemos alfabetizarnos digitalmente para poder educar a nuestros alumnos en las competencias necesarias de esta nueva sociedad. No es un extra a los contenidos curriculares, la competencia en Nuevas Tecnologías es básica e indispensable.

Internet no es el enemigo

Los avances tecnológicos no debería añadir dificultad ni esfuerzo a nuestra labor cotidiana, si no todo lo contrario. Tras un esfuerzo inicial mínimo, Internet quita trabajo. Quien no opine así quizás no está haciendo bien las cosas. Internet requiere trabajar de cara al público, exponer nuestro trabajo ante otros, de forma que cuidamos más los contenidos. Una vez generados y colgados, están siempre ahí, localizados, accesibles, listos para ser actualizados corregidos y ampliados fácilmente. Viva el copy-paste

Los alumnos no son tontos

Ellos no se tragan eso de que unos apuntes digitalizados, escaneados o no, con un par de fotos tristes, sean algo nuevo o atractivo. A los alumnos les gusta Internet, les resulta atractivo y debemos aprovechar este recurso. Pero hay que ofrecerles lo que piden: una forma distinta de aprender: vídeos, interacción y diálogo, una forma de mostrar su creatividad, una ventana a otro mundo. No hace falte que seamos maestros de las Nuevas Tecnologías, podemos aprender con ellos, nos lo perdonarán.

El conocimiento es colectivo

De cualquier persona podemos aprender algo siempre. Así que todos podemos publicar ideas, experiencias, que serán útiles a la comunidad. Si además lo que publicamos está abierto a que los demás lo corrijan, maticen amplién reusen... el conocimiento generado crece de una forma exponencial. Nunca antes en la historia de la humanidad tuvimos esta posibilidad, pensar, crear y producir en red. Cada uno a su nivel, cada uno en lo que quiere y cuanto quiere. Estamos ante un marco educativo ideal y lleno de posibilidades.

Internet es fácil

No hace falta ser un fan de la informática para disfrutar de los recursos de Internet. Con simples clics de ratón podemos manejar un blog en el que publicar el esquema de la clase del día, subir un vídeo explicando una práctica a YouTube, mostrar en imágenes la fabricación de un cable: